Eddy Vielman

Eddy Portada

Puedo decir que la danza ha sido mi vida entera. Desde el inicio me sentí atrapado por ella. En mi etapa de adolescente yo había visto bailar a grandes personalidades de la danza como Richard Devaux. Él me inspiró a tomar la danza en serio y así fue como empecé a tomar clases. Tenía en ese entonces 14 años.

Mi etapa como bailarín la inicié en el Miami Ballet. Precisamente estaba becado en el Conservatorio de Miami y algunos de los alumnos fuimos seleccionados para pertenecer a la compañía. Ahí pude darme cuenta que la danza es realmente una profesión. Tuve también la oportunidad de pertenecer al Ballet Nacional de Guatemala y desempeñarme como bailarín y coreógrafo.

A partir de un curso que fui a tomar a Bulgaria, la docencia llamó mi atención y empecé a trabajar en ciertas habilidades que tenía que desarrollar para desempeñarme en ese ámbito. Creo que mi experiencia como docente ha sido muy satisfactoria, y a través de todo el tiempo que he dado clases, he visto a muchos de mis alumnos que han progresado y han adquirido nuevas oportunidades en Guatemala y fuera de ella.  He impartido clases en el Ballet Nacional de Guatemala, el Ballet Moderno y Folklórico, el Ballet Folklórico del INGUAT, en la Escuela Municipal de Danza y en la Escuela Nacional de Danza.

Pienso que el futuro de la danza está en la gente joven. Es la razón por la que los maestros de danza seguimos dando clases, porque creemos en ellos. Esperamos que tengan un mejor conocimiento de la danza y que esto les acerque más a otras artes, y así tengan mejores expectativas para su vida.

Espero que mis alumnos se apasionen por la danza. Que se preparen de forma técnica  y que esto produzca un efecto multiplicador para las siguientes generaciones. Me gusta el hecho de que haya mucha gente interesada en hacer danza, pero considero que deben superar la etapa meramente experimental y se preparen de forma académica para llegar a profesionalizarse y ser exitosos.

Eddy Vielman

 

Eddy Vielman como Basilio en la obra “Don Quijote” con el Ballet Nacional de Guatemala. Fotografía de Hugo Leonel de León, 1993.

 

Fotografía de portada: Dance Statement por Karla Álvarez

 

Related Post

Write a comment

A %d blogueros les gusta esto: